lunes, 31 de agosto de 2009

Aquellos Viejos Costaleros.

Usaban zapatillas blancas, no por comodidad, si no por penuria. Posiblemente no eran hombres de fe, sin embargo sus cervices soportaban con crudeza todo el peso del cielo en la tierra. Y todo ello por una escasa soldada que buena falta hacía en casa. Algunos, tras el sacrificio y con el cuerpo doliente, se conformaban con poder llenar un minúsculo vaso de tinto. Bien merecido lo tenían.

Si para ellos la vida les había pillado sin esperanza, la Semana Santa suponía un pequeño aliciente económico con el que llevar un poco de alegría al hogar. Del tajo diario a la Iglesia de turno, sin tiempo para el descanso a lo largo de siete días. Como si hubieran sido setenta veces siete. Daba lo mismo. Y cada atardecer, con las manos aún resecas de cemento y escombros, se alineaban en las trabajaderas para que el maestro Caldito se convirtiera en sus ojos.

Desconocían lo que es una chicotá, los cuatro zancos por igual, el paso racheao. Con llevar el ritmo de los monótonos tambores era más que suficiente para que el paso avanzara pausadamente en su extenso recorrido. No se aplaudían las levantás ni se estilaban los aguadores. Sudor y quemazón, aliento reseco, zapatillas desgarradas y un deseo irreprimible de llegar a la codiciada meta. Tan solo la voz del capataz y el sonido del martillo y el pensamiento puesto en la justa recompensa que llegaría cuando el paso de la Virgen cruzara el dintel, siempre complicado, de su bendita casa.

Ya de madrugada y con las cien pesetillas en el bolsillo, buscaban con afán alguna taberna en la que regalarse el preciado líquido con el que olvidar la poca fortuna de su existencia.

Y así un día y otro, un año y otro, con las lógicas y justas reivindicaciones salariales en un convenio colectivo nunca escrito y que las Hermandades y Cofradías no podían asumir pues la olla daba para caldo y con poca sustancia por cierto.

Después pasó lo que pasó y la mecanización rompió el encanto de una Semana Santa ya en un terrible deterioro hasta que el ímpetu de la juventud volvió a poner las cosas en su sitio.

Nadie, absolutamente nadie, puede negar que aquellos, los de entonces, también eran costaleros. Asalariados, como se dice ahora, pero costaleros al fin y a la postre. Simplemente que la necesidad era mucha y el hambre les acechaba en una sociedad donde el futuro era una utopía.


Gabriel Enrique Sardina Sánchez.

domingo, 30 de agosto de 2009

Ensayo de los Javieres

Hoy os muestro unas fotografías de una mañana de ensayo de la Hermandad de los Javieres de Sevilla .

viernes, 28 de agosto de 2009

De una madre a otra Madre.

Aquí os traigo un articulo que se publico en la revista de la Asociación de Costaleros y Capataces en el año 2008.

De una madre a otra MADRE¡¡¡¡

Todavía ando recogiendo figuritas del belén, decoración festiva, sacudiéndome trozos de polvorón y regalos ; aprovechando y mirando la caducidad de alguna que otra delicia navideña para seguir “ atacando “ o bien esperar para satisfacer esos “ bajones de azúcar “ que a veces nos achacan a las mujeres

En la habitación , el ordenador encendido y en él Radio Las Cofradías.

Madre mía ¡¡¡¡¡ que cosquilleo ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ entro en la página de la Asociación de Costaleros: FALTAN 68 DIAS PARA EL DOMINGO DE RAMOS y vuelve otra vez la misma frase FALTAN 68 DIAS …; cierro los ojos y echo la vista atrás y me veo con mi faja y mis zapatillas y mi Virgen de Las Lágrimas esperándome para que junto con mis compañeras seamos sus Benditos Pies por las calles del Casco Antiguo de Badajoz.

Nadie mejor que una Madre para entender y comprender a otras madres . Su presencia consoladora, ese pañuelo entre sus manos, que no se si es para enjugar sus lágrimas o para ir recogiendo las nuestras.

Y allí estaba yo ese día para compartir de Mujer a mujer de Madre a madre nuestras penas. Una Madre que ha perdido a su Hijo y otra madre que llora por la llegada del suyo, que nunca nacerá de sus entrañas y por el que no pasará dolores de parto.

Allí en mi trabajadera recé a mi Madre, y mientras mis plegarias llegaban a Ella, le pedía fuerza: fuerza para que mis pies siguieran hasta el final siendo sus Pies, para soportar el peso, para animar a mis compañeras de cuadrilla y sobre todo por mi hijo.

Si, mi hijo, ese hijo por el que llevo ya rezando casi dos años, que no llevará nuestra sangre pero al que le daríamos hasta la última gota de la nuestra, que llevará con orgullo nuestros apellidos y al que cada noche beso en la frente y te encomiendo MADRE ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Dos años de plegarias al cielo,
Dos años de dolores, por amor MADRE¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡



Volveré este año a llevarte Madre, y mientras sea tus pies por este bendito Badajoz, no te olvides Madre del hijo, al que no podré dar la vida. Cuida de él, como cuidas de nosotros y desde allí arriba en la inmensidad del cielo, donde se que están sus abuelos, vela por él. Aquí su padre y su madre lo están esperando.
Te queremos hijo ¡¡¡¡¡

ISABEL OLIVERA LASO
-costalera-

Piedad en la plaza de la patrona.

Apartir de ahora tenemos a un nuevo colaborador en el Blog, Zacarias que algunos ya lo conocemos por su gran pasión y la de su familia hacia este mundo cofrade, gracias Zacarias por colaborar en este blog cofrade y pacense.


Hoy como primera colaboración nos trae a esta Sala de Cabildos una fotografía del paso de Nuestra Sra de la Piedad en la Plazuela de la Soledad.


jueves, 27 de agosto de 2009

El aguaor

video

Este video es de turismo sevilla tv .

miércoles, 26 de agosto de 2009

Semana Santa en Cartagena

Aquí tenemos un vídeo de la Semana Santa de Cartagena en el que como curiosidad si os fijáis podemos ver que todo el cuerpo de nazarenos va andando al mismo compás

Besapies a Nuestro Padre Jesús del Prendimiento.

Benítez nos trae en esta ocasión unas fotografías del Besapies que se realiza a Nuestro Padre Jesús del Prendimiento el Primer viernes de marzo, en concreto hace referencia a este año 2009





martes, 25 de agosto de 2009

Primer video de Semana Santa Hermanos Lumiere 1898

Primer vídeo de Semana Santa realizado por los hermanos Lumiere en Sevilla en el año 1898.
Jesús de las Penas realiza su estación de penitencia.

video

lunes, 24 de agosto de 2009

Mi Paz os dejo, Mi Paz os doy.



(A Isabel Oliveira Laso, eterna amiga)


Reconozco mi pecado: No fui a verte la última madrugada pues, para qué negarlo, no me hallaba con el atrevimiento irresistible para aguantar el tiroteo de tus ya agonizantes ojos, con la invencible mirada de tu violento martirio. Ojos embriagados de sufrimiento y pulcramente llenos de ternura y hasta compresión con los que, con nuestro proceder cotidiano, te seguimos negando aún sabiendo que cada imperfección, es un nuevo y tosco clavo que va directo, no solo a tus benditas manos, si no a lo más profundo de tu ternura. No tuve la valentía y el coraje de verte ya mortificado junto a la sombra de la muerte.

Además, sentía cierto temor de no contemplar los rasgos que te imprimió tu padre, Santiago Arolo, cuando tan solo eras materia inerte, sin la savia de tu divina madera. Sí, miedo y escalofríos de volverme a encontrar de frente con tu nueva faz tras pasar por el quirófano del imaginero que te robó tus esculturales y varoniles facciones. Las que siempre hemos contemplado rogándote que nos ayudaras a soportar la cruz que, al igual que Tú, nos ha tocado sobrellevar.

Y ahora, rejuvenecido pero con la misma PAZ de siempre, con qué mansedumbre nos sigues diciendo: “Coge tu cruz y sígueme. Más pesa la mía y la soporto”.

Cuantas veces, Cristo mío, en esas madrugadas eternas, he ido a tu lado observando el estremecedor silencio de los muchos pacenses que te han contemplado en tu austera parihuela. Cuantas plegarias al viento, cuantas lágrimas a flor de piel rogándote PAZ para nuestros afligidos pesares. Porque, tú, Cristo de la Paz, eres la balsa donde apoyar nuestra quebradiza fe en este mar de bravías olas de la incomprensión, de la injusticia, del odio, del desamor, de la envidia, de los inocentes a los que no les da tiempo ver la luz de la vida…

Ya se lo anunciaste a los doce elegidos: “Mi paz os dejo, mi paz os doy”. Sin embargo, Señor de la Madrugada, Señor de San Roque, no se porqué hacemos oídos sordos a tus santas palabras que, hoy más que nunca, nos son indispensables para resistir los azotes de una sociedad harapienta y cruel que tan solo aspira a vivir sin ti, Tú, que eres indispensable en la vida y en la muerte.

Acude a nuestra llamada
y enséñanos de nuevo a amar.
Danos tu credo cada día,
Santo Cristo de la Paz.

Gabriel Enrique Sardina Sánchez.

viernes, 21 de agosto de 2009

Procesion Magna año 2002...

El colaborador Luis Manuel nos trae esta fotografía del paso del Descendimiento durante la procesión magna del año 2002 en la que participaron cientos de costaleros para portar todas las imagenes que realizaron estación de penitencia.

Complicadas escaleras...

Aquí os traigo un pequeño vídeo del año 2000 de la salida del palio de nuestra Virgen de las Lágrimas en el que se puede comprobar la dificultad y el complicado trabajo que tienen que realizar su cuadrilla de costaleros.


video

miércoles, 19 de agosto de 2009

El que colocaba la cera ...




El que colocaba la cera, limpiaba la candelaria , arreglaba La Borriquita, hacia de capataz y un sin fin de trabajos más en su hermandad ese era por entonces Don Luis Manuel Leal Villares y le pongo el Don delante de su nombre pues aunque no tenga títulos académicos si tenia las ganas de trabajar pero cuando digo de trabajar quiero decir en cualquier puesto y sin amilanarse en ninguno y otra cosa muy importante es que supo dar ejemplo y hacer grupo.
Luis Manuel empezó en este mundo cofrade desde niño en su época de monaguillo ya le gustaba pasar mucho tiempo con el gran Santiago Arolo, con Julian , Paco Sánchez, hombres que le hicieron despertar en el el amor por la Semana Santa y sus Cofradias deseando que llegara el Domingo de Ramos para sacar su hábito de nazareno con su capa roja y realizar estación de penitancia con Cristo Rey o ir un Viernes Santo bajo las trabajaderas del amor de su madre llamada Soledad ,Soledad como una de las perlas que le hicieron sentirse el hombre mas feliz y que colmo sus deseos y los de su mujer junto con su otra perla llamada Marta.
Luis Manuel fue integrante de esos primeros locos que quisieron portar nuestros pasos en la Semana Santa de nuestra ciudad y que con su juventud y su ilusión hicieron posible que hoy en día tengamos todos nuestros pasos sin ruedas y con las trabas que les pusieron para conseguir su sueño es un milagro que hoy en día estemos como estamos.
Al amigo Luisma se le metió en la cabeza otra historia y fue la de formar la cuadrilla de costaleros de la Virgen de la Palma y también lo consiguió pues en el año 1995 salió por primera vez la cuadrilla. Este hombre junto a otros compañeros hicieron nueva la parihuela con la que procesiona el Cristo de la Paz y también era el sonido ronco de ese timbal de la madrugada del Viernes Santo pacense que anunciaba que llegaba el Cristo de La Paz. Que mas puedo decir de este cofrade que ha salido de costalero en muchas de las cofradías de nuestra ciudad pues si porque como buen costalero estuvo para servir y lo demostró durante muchos años por eso hoy quería dedicarte estas letras amigo Luis Manuel a ti y a todos esos que lo mismo colocaban la cera que ...

martes, 18 de agosto de 2009

Una Ermita convertida en Bar.

Pasando un fin de semana en un pueblo de la provincia me encontré con esta curiosidad: que una Ermita, que en su tiempo fue la de la Soledad ,ahora era un bar no se a quien se le ocurrió la feliz idea pero creo que un edificio con estas características se podría usar para otros menesteres aunque también he de decir que muchos de los que allí estaban refrescandose por dentro con unos chatos de vino , y no precisamente de concelebrar, comentaban que los nuevos dueños tenían mas clientela que los antiguos con lo cual me acerque al confesionario como cualquier parroquiano de los que allí estaban y previo "donativo" de unos euros me impusieron unas rubias bien fresquitas acompañadas de un platito de jamón de huerta que por cierto entraba muy bien.

























domingo, 16 de agosto de 2009

Maestro Gabi

No hace falta haber estudiado magisterio ni tener la orla colgada en la salita de estar para saber que se trata de un maestro de los de los de toda la vida. Sin palmeta pero con batuta. Maestro sin título oficial, pero conocido como tal en todo el ambiente cofrade pacense. Por algo será, o lo que es lo mismo, algo debe de tener el agua cuando la bendicen, y Gabi, mi entrañable amigo y tocayo, es el mejor maestro con el que se podían encontrar las danzantes notas musicales que serpentean en el enrejado pentagrama de la fantasía pasional.

Este maestro, que no se porqué me da la impresión que siempre ha tenido una desmedida afición a los uniformes, demostró con creces que sus muñecas eran de oro. Y si no, que se lo pregunten a las baquetas y cajas a los que ha conseguido exprimir el nervioso repiqueteo o a los que, jóvenes aún, nos quedábamos extasiados con su porte gris, serio y distinguido, sin desviarse jamás del compás y sabiendo de sobra lo que se traía entre manos, nunca mejor dicho.

Amante y amador hasta la médula nuestra Semana Santa, y no digamos de sus fascinantes sonidos, tuvo los suficientes reaños para inventarse mil y unas peripecias para que Badajoz pudiera presumir de una banda como Dios se merece. Y lo consiguió a base perseverancia y alguna que otra contrariedad, pues eso de producir por amor al arte, no es el entusiasmo de muchos que desconocen por completo que el sentimiento no tiene ni tendrá precio. Y ha
Gabi, no hay quien le gane a sentimientos.

En más de una ocasión, como los rendidos deportistas, ha estado a punto de tirar la toalla, pero su corazón, tan sólido como sus muñecas, han dicho que nones y a base de impericia ha tirado del oxígeno hasta conseguir darle vida a una banda que daba las últimas boqueadas en la UCI del olvido.

Hoy, que el otoño de su vida se ha postrado en sus cabellos, sigue firme en sus fantasías que, Dios lo quiera, pueda volver a hacer realidad pues el ánimo y la ilusión, afortunadamente, no tienen nada que ver con la edad. El maestro se lo merece y más que nadie y lo ha demostrado con creces. Y si, por esos caprichos que tiene el destino, no lograra reconquistar su meta (aunque son muchos años vistiendo el maillot amarillo de campeón), estoy seguro y convencido que, aunque nos sigamos considerando cofrades, nos quedará clavada una sangrante espina en el corazón, pues lo del Maestro Gabi y la música semanasantera es una historia de amor que, por desventura, creo que no hemos llegado a comprender jamás. Pero bueno, digo yo, todavía estamos a tiempo. Por mi parte, ¡ánimo, Maestro Gabi!

Gabriel Enrique Sardina Sánchez.

viernes, 14 de agosto de 2009

El nombre da Igual le canto a nuestra Patrona.

Revisando mis archivos me he topado con este vídeo montaje de nuestra Patrona en el que la murga carnavalera "El nombre da Igual" le dedicaba unas letrillas en su repertorio musical a la Virgen de la Soledad.

Espero que os guste.


video

jueves, 13 de agosto de 2009

Cuadrilla de mujeres costaleras del paso de palio de Nuestra Sra de las Lagrimas

Aquí tenemos dos fotografías de un Viernes Santo. En la primera podemos ver el paso de Nuestra Sra de las Lágrimas con su capataz Ricardo Becerra en el atrio de la iglesia de San Agustín (sede canónica de esta Cofradia) y en la segunda fotografía vemos a parte de la cuadrilla de mujeres de este Paso que cada año van demostrando su buen hacer bajo una trabajadera.

Angustia en Puerta de Palmas

Benítez nos muestra una fotografía de el Cristo de la Angustia a su paso por un lugar emblemático de nuestra ciudad que no es otro que nuestra querida y poco respetada algunas veces "Puerta de Palmas" donde la Cofradia del Cristo de la Angustia realiza el Sermón de las Siete Palabras.

miércoles, 12 de agosto de 2009

Primera Salida Procesional de la Cuadrilla de Hermanos Costaleros de la Virgen de la Palma

En el año 1995 se produce la Primera salida procesional de la cuadrilla de Hermanos Costaleros de la Virgen de la Palma , esta cuadrilla fue creada por Luis Manuel Leal Villares y Manuel Bravo que durante algunos años fueron los ojos de esta cuadrilla de la que un año después tuve el honor de pertenecer.
En estas fotografías se puede ver esa primera estación de penitencia por la Avda Ricardo Carapeto.




lunes, 10 de agosto de 2009

Soledad


(A mi colega sevillano, Antonio Cattoni )

Siempre con su cara de pena, su cabeza declinada por el dolor de la sinrazón, con sus manos entrelazadas, rodeada siempre por un jardín de blancos claveles y de las oraciones de quienes depositan en Su corazón los secretos más íntimos que a nadie se podrían confesar. Tan solo a Ella, a esa rosa de pasión que un lejano siglo llegó a Badajoz para convertirse en reina y patrona, en patrona y reina, pero sobre todo en la Madre que a todos cobija bajo su manto de amor y confianza.

Soledad le dicen, Soledad le llaman, aunque nunca está sola. Hasta su Ermita llegan ríos de de fe desde los cuatro puntos cardinales de la ciudad porque quieren ver su cara, sus ojos, sus labios lacrados, su tez limpia, su porte de reina, el perfil de su elegancia, el resplandor de su hermosura…

Y como si de un Jueves Santo se tratara, su peculiar plazuela se convierte en templo porque se presiente su presencia, se respira su aliento, se quiere ver la luz de su mirada, la silueta de su sombra, la plenitud de su condena.

Pero, ¿Quién eres tu Soledad señora y madre de Badajoz? Se podría escribir tanto y tanto; el pecho que me cobija, la suavidad de tu dulzura, la impronta de tus ojos, delirio de los que te lloran, agua para mi sed, perfume para mis días, amanecer de mis noches oscuras, caricias para mis penas, mi bálsamo, mi faro, mi guía, mi refugio, mi fuerza, mi baluarte, el sustento de mi vida.

Sí, tú, Soledad. Virgen entre las Vírgenes. Eternamente venerada por quienes nos consideramos tus hijos. Los que hasta tu coqueta capilla llegamos ansiosos de verte, de ofrecerte las más humildes plegarias, en muchos casos, sin pedirte nada a cambio, como mucho, poder volver a contemplarte en la madrugada de las glorias, suavemente mecida por tus anónimos costaleros o en la quietud de tu barrio milenario rodeada de promesas porque, como Él afirmó, la resurrección está cerca, muy cerca.

Aún así, seguirás siendo la Soledad a la que, desde nuestra más tierna infancia, nos adoctrinaron a venerar. Quizás porque, con tan solo mirarte, hasta nuestro corazón llega un rayo de esperanza. De tu divina Esperanza.

Gabriel Enrique Sardina Sánchez.

viernes, 7 de agosto de 2009

Costaleros del Jueves Santo de la Soledad

Como se puede apreciar la fotografía es de hace algunos años solo tenéis que mirar las caras que por entonces tenían algunos y los pelos aunque pasado el tiempo siguen teniendo el mismo amor por su Virgen de la Soledad.

jueves, 6 de agosto de 2009

Obra Social.

Hoy os muestro una fotografía del colaborador Farol de Guia en la que se puede ver un estandarte de la Obra Social de una Cofradia de nuestra ciudad en este caso de la de Nuestro Padre Jesús de la Espina . Pero lo que quiero proponer es que con vuestros comentarios digáis lo que pensáis de las obras sociales de las cofradías de nuestra ciudad como por ejemplo si se hacen muchas , si se pueden hacer mas o lo que creáis oportuno espero vuestros comentarios (con respeto y educacion crearemos un debate mejor) .


miércoles, 5 de agosto de 2009

En el año 1982 ...

En el año 1982 se celebro el 25 aniversario de la Cofradia de la Entrada Triunfal de Cristo en Jerusalén o como se le conoce popularmente " la Cofradia de San Roque".
Aquí os muestro el recorte del periódico Hoy donde nos cuentan los actos que se celebraron y alguna que otra cosilla mas.



lunes, 3 de agosto de 2009

Vacaciones Cofrades



Ni el obligado descanso vacacional es motivo suficiente para que los “jartibles”, olviden su desmedida pasión semanasantera. Así los hay que ya sea en Islantilla o Matalacañas, montan su chiringuito cofrade y entre rubia espumosa, tinto de verano y, si está de Dios, alguna que otra de las que yo denomino mis parientas al carbón, se montan una tertulia de esas que hacen época que bien podría denominarse “Cirio Atlántico”, “El llamador de arena” o “La saeta a la plancha”, con el consabido mosqueo de las gordis (dicho sea con todos los respetos del mundo), siempre pendientes de las criaturitas y del factor de protección conveniente, no sea que terminen como los langostinos de Sanlucar y, lo que es peor, en urgencias del hospital mas cercano. Mientras que el resto de progenitores machos, todos ellos con la papeleta de sitio en la mano, le dan “dale que te dale” a la húmeda haciendo planes para el ya cercano septiembre, que el tiempo se va rápido y hay que empezar con los ensayos antes de que la navidad llegue al Palacio del Consumo (elcortinglé).

Los hay que no pierden la sana costumbre de madrugar y, aunque el atuendo no sea el apropiado, vamos, gorra en vez de costal, se encaminan hasta la cercana playa y allí, frente al esplendor infinito del azul de Domingo de Ramos, forman su particular cuadrilla de olas (costaleros) y a dirigir se ha dicho. Para ello, y olvidándose absolutamente de todo, llevan su Mp4 a tope de marchas tanto de palio como de misterio, y que no amanezca la mañana resacosa, porque es capaz de montarle un señor pollo a las pobres aguas que hacen las veces de pateros.

También están los que nadan a ritmo de Amargura, Pasa la Macarena o Estrella Sublime, lo que les hace coger aire según el propio ídem de las marchas. Y para que los más peques no pierdan el ritmo y fastidien el invento, van de cuatro en cuatro según el número de trabajadoras. También se cuenta con los contraguías, un par de padres metidos en carnes, que los detalles, son los detalles. Incluso se imaginan al Maestro Gaby, firme y solemne, al frente de su banda que, como siempre el buen hombre, está reclutando voluntarios para que de una vez por todas pueda dormir tranquilo, pues de todos es sabido que desde que, muy joven, empezó a repicar tela de requetebién, para disgustos no gana.

Otros prefieren la carrera oficial, es decir, la butaquita y el librote de Antonio Manzano y deleitarse con las fotos mientras que se fuman unos canuteros pitillos de incienso que huelen a gloria bendita.

Tras el chapuzón, y por tramos, todos a la sombrilla, una especie de Casa de Hermandad desde donde se reparten los cirios-bocatas y el resto de insignias (las latitas de “carrefú”, la tortilla de papas y lo que caiga, todo ello, según el número de nazarenos playeros con los que cuente la hermandad agosteña).

Ya de regreso al apartamento y tras la consabida desarenación, de nuevo a la calle, al paseo marítimo donde, como es menester, mientras ellas le dan al pescaito frito que es una delicia verlas, ellos prosiguen con el cirio encendido, aunque en este caso de color silencio, es decir, color cola.

Pero digan lo que digan, y a pesar de que a alguno le suene a coña, es esta otra forma de vivir nuestra Semana Santa. Aunque sea en la playa, pues bien visto y afortunadamente, ello implica que Dios, sí, al que se mece no solo con la cintura sino con el corazón, está en todas partes y esto, pese a quien pese, es fe en el más amplio sentido de la palabra.

Gabriel Enrique Sardina Sánchez.

sábado, 1 de agosto de 2009

El Señor esta contigo ...

Esta fotografía del Santísimo Cristo del Descendimiento es de la Estación de Penitencia del año 2006 y quiero dedicársela a un hermano de costal.
El Señor del Descendimiento está contigo y velará para que tú puedas estar al año que viene en la trabajadera que te corresponde por derecho, recupérate pronto , y si me necesitas ya sabes donde estoy. ¡Va por ti amigo CUENCA!
Related Posts with Thumbnails